PATRONOS DE LA CONGREGACION

 
El Papa Francisco tuvo este lunes un encuentro con los miembros de la Curia Romana para el tradicional intercambio de felicitaciones por Navidad. En la Sala Clementina, el Pontífice aseguró que los males y hasta los escándalos no podrán ocultar la eficiencia de los servicios que la Curia Romana, con esfuerzo, responsabilidad, diligencia y dedicación, ofrece al Sucesor de Pedro y a toda la Iglesia.
 
A continuación, el discurso completo del Santo Padre:
 
Queridos hermanos y hermanas
 
Les pido perdón por no hablar en pie, pero desde hace algunos días tengo gripe y no me siento muy fuerte. Con su permiso, les hablo sentado.
 
Me complace expresarles los mejores deseos de Feliz Navidad y de próspero año nuevo, que hago extensivo también a todos los colaboradores, los Representantes Pontificios y de modo particular a aquellos que, durante el año pasado, han concluido su servicio al alcanzar los límites de edad. Recordamos también a las personas que han sido llamadas a la presencia de Dios. Para todos ustedes y sus familiares, mi saludo y mi gratitud.