PATRONOS DE LA CONGREGACION

 

Vocación, es mi llamado a la vida: vocación cristiana y religiosa, todo lo que soy yo.

Lo primero es SER, ¿Qué es lo que tengo? lo que tengo es lo que soy y es lo que va a haber en mi persona. carácter, valores, vida, espacio, tiempo.

La respuesta a la vocación es acción, me reconcilio para que el Señor pase conmigo a los demás. Vocación es llamado a pasar por los demás. La llamada de Jesús es para estar con él y para enviarme a extender el Reino: "Anda y ve"

Jesús en el que creo, es verdadero Dios y verdadero hombre. Mirar todo de Jesús, desde la dimensión de la realidad. Él se dirigió a Dios en todo momento, no se predicó así mismo, sino el Reino de su Padre.

Dios es quien toma la iniciativa en el acercamiento al hombre, llama: Me llegó una palabra de Yavé :«Antes de formarte en el seno de tu madre, ya te conocía; antes de que tú nacieras, yo te consagré, y te destiné a ser profeta de las naciones.» Yo exclamé: «Ay, Señor, Yavé, ¡cómo podría hablar yo, que soy un muchacho!» Y Yavé me contestó: «No me digas que eres un muchacho. Irás adondequiera que te envíe, y proclamarás todo lo que yo te mande. No les tengas miedo, porque estaré contigo para protegerte -palabra de Yavé.»

Cuando llama es para enviar a una misión, el hombre sólo no puede, pero Dios le usa como instrumento, para hacer su plan. Por eso llama y esta llamada va acompañada de señales, que evidencian que van de parte de Dios:

Yo estoy contigo...

Yo te digo... 

No temas...

Para realizar mi vocación y hacer lo que Dios quiere, siempre cuento con él.

Sor María Isabel Contreras, HCCS