PATRONOS DE LA CONGREGACION

 
Como admiro al  Papa San Juan Pablo II, él dispuso los misterios de luz, al meditar estos misterios del santo rosario, comencé a recordar mi niñez, cuando mi madre me decía: Cuando se reza en voz pausada despacio nos acercamos más a la presencia de María.
 
El santo rosario se ha hecho vida en mí, porque voy meditando, voy contemplando los misterios y en ellos pido por nuestra iglesia, el Papa, obispos y demás pastores, de acuerdo a cada misterio, me va llenando de paz, alegría interior, de manera especial cuando meditando los misterios, intercedo por los sacerdotes, porque el mundo los carcome, el demonio los arrastra. También he sentido la inspiración interior de ayudar a las personas que no saben usar el rosario, ni meditar sus misterios.
 
El santo rosario es un instrumento de paz. Contemplar los misterios, invitando a María, produce alegría, paz, armonía. En cada misterio voy contemplando, pidiendo por la humanidad, la creación, hago mis acciones de gracias, bendigo al Padre, a mi madre María, también le doy las gracias por aceptar ser la madre de Dios, pues por ella nos llega la salvación.
 
La cercanía de María me ha llevado a Jesús y al Padre, también por intercesión de María se han obrado milagros en mí, pues padecía de una rodilla, era un dolor indecible, yo le decía a María que le dijera a Jesús que me sanara, fui al médico, pero no quería que me operaran, sólo le decía al Señor que yo esperaba mi sanación. Un día sonó el teléfono, era mi hermana para preguntarme, cuándo me iba a operar, pero le dije que no me hablara de eso. La virgen María me ayudó, Jesús me dijo “te he entregado a mi madre” ella intercedió por mi salud. Ando siempre con el rosario en la mano, orando en todo momento.  
 

                                                                                                                                                                                               Sor Perseverancia